Barranco, Fusión

Arlotia

IMG_2748

A más de 10 mil kilómetros de distancia de nuestra ciudad, en el pueblo de Sara, las casas, al igual que sus habitantes, también tienen nombre. Esta es la historia de una de ellas y la pareja que la trajo consigo.

900244_2

Arlotia, en vasco, se le dice a aquel ave que por comodidad, capricho o quién sabe qué razón (a veces las aves suelen ser muy dispersas), decide quedarse y no migrar. También es el nombre de la casa en donde se crió Bastien Garat, vasco que contrariamente al nombre de su hogar, dejó su espíritu arlotiano y migró a nuestro país, cambiando indefinidamente a Sara por Pamela. 

Pamela Rodríguez, compatriota que viajó Francia para encontrarse a sí misma y terminó sin pensarlo enamorándose del arte culinario, y en el camino (porque siempre hay imprevistos), de Bastien Garat.

La pareja volvió al Perú hace poco más de un año para construir (o reconstruir) en el corazón de Barranco a Arlotia, un peculiar restaurante de fusión vasco peruana al que describen como: 

“Un lugar pequeño, acogedor, cálido, donde compartimos nuestra comida y nuestra historia con la gente que nos visita, es como nuestra casa.”

arlotia_8

Y efectivamente, entrar al local es como entrar a una casa, casi sientes que al ir al baño vas a encontrarte al abuelo Garat con un periódico en mano. Y es que en este restaurante los abuelos, tal como en el pueblo de Sara, tienen un puesto especial. Sinónimos de tradición, cultura y aprendizaje, los abuelos están presentes en todo el local: desde el logo, hasta los cuadros, platos decorativos y en unas curiosas lámparas en medio del local; regalo hecho por un grupo de amigos.

arlotia_a

Todos los elementos en Arlotia tienen una pequeña historia. Paredes y muebles reflejan un poco de la cultura de la región vasca. Los cuadros, cajitas, retratos y demás adornos, son regalos de amigos y familiares entregados a la pareja antes de emprender el viaje; otros, de gente que los ha visitado del País Vasco.

arlotia_7

arlotia_a

La carta nos da la bienvenida con entradas y tapas euskaldun, palabra que significa “vascohablante”. Las tapas son el bocadillo clásico de España, mientras que los pintxos son característicos del país Vasco. Muchas historias y leyendas intentan explicar su origen, pero la más peculiar es la siguiente:

Alfonso El Sabio

Durante el siglo XIII, el rey Alfonso X El Sabio, conocido así por destacar en las artes, especialmente la poesía,  se encontraba enfermo, por lo que su médico real le recetó tomar varias copas de vino al día (hoy en día esta práctica aún sobrevive, incluso en nuestro país y generalmente promovido por tías, abuelas o amigos, que ante una fuerte gripe no dudan en recetar los poderes curativos de un buen shot de pisco). Para no emborracharse y pasar a ser conocido como Alfonso El Borracho, el rey decidió acompañar la receta con pequeñas cantidades de comida. Por cosas del destino o en complot con el médico para simplemente tomar más,  se curó, y promulgó una ley que obligaba a todas las tabernas a acompañar las copas de vino con comidas. Y es así como el rey reafirmó su sobrenombre de El Sabio y sentó precedentes para la canchita antes de las chelas del viernes (Para conocer otros orígenes de la tapa puedes entrar aquí).

Un tipo de tapa es el montadito que consiste básicamente en una rodaja de pan cubierta de diversos ingredientes. Arlotia ofrece una variedad interesante de estos bocadillos, que acompañados con una limonada con hierba buena no tienen pierde (aunque si quieres vivir más la historia y no ser apodado como El Sano, una botella de vino es lo ideal).

arlotia_18

arlotia_l

arlotia_11

arlotia_9

La cocina vasca es considerada como la mejor de España, no por nada el País Vasco es la región de la Península Ibérica con más estrellas Michelín y tierra natal de Juan Mari Arzak, uno de los cocineros más reconocidos del mundo.
Pude probar el lomo fino con cebollas caramelizadas y salsa de mostaza acompañado con pastel de papa dauphinos, y el magret de pato confitado con papas salardesas; de postre: crumble de mango con ciruelas y hojuelas de avena, y volcán de chocolate con salsa de fresas y frambuesas; todo de primera.

arliota_c

arlotia_16

arlotia_15

Volcán de chocolate

arlotia_20

Aquí Pamela nos cocina una interesante variedad de platos para conocer por medio de sabores y olores un poco más de la región vasca. Por ejemplo,  un rissoto de calamares en su tinta, un arroz caldoso o un marmitako, plato popular de la cocina vasca que se creó en los barcos de pesca debido a la falta de ingredientes de sus cocineros, que con papas, pescado y un poco de insolación, elaboraron un guiso que quedó para siempre. Su nombre proviene de la palabra marmita que era el recipiente donde se preparaba. También encontraremos platos fusión como el rocoto relleno de txangurro (relleno típico vasco de pulpa de cangrejo) o postres como crème brûlée de lúcuma.

Así que ya saben, Pamela, Bastien, y Arlotia por supuesto, los esperan con la amabilidad y calidez que los caracterizan para contarles más acerca de su historia y pasar un muy buen rato. 

Información

Dueños: Pamela Rodríguez y Bastien Garat
Dirección: Avenida Grau 340. Barranco.
Horario: Lunes a Sábado de 10:00 a 23:00.
Teléfonos: (T)256 2269/ (C)997 029 051/ (N)99 422*4980
Facebook: https://www.facebook.com/restaurante.arlotia
Email: restaurante.arlotia@gmail.com

Cualquier duda o pedido al Despacho de Investigación Culinaria, gracias!

 

Anuncios
Estándar

Un comentario en “Arlotia

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s